Ya a la venta la guía imprenscindible para entender que te sucede y como abordarlo: EN LA LAGUNA ESTIGIA:Guía para un médium del siglo XXI
MAS INFORMACIÓN
Este blog esta protegido por las leyes de derechos de autor.
Copyright Francisco José Del Río Sánchez 2008

!SOY MÉDIUM! ¿QUE HAGO? CONSEJOS PARA MÉDIUMS PRIMERIZOS

AHORA PUEDES APRENDER A SER MÉDIUM EN MI ESCUELA DE MÉDIUMS

jueves, 13 de agosto de 2015

Cuando el carro hunde las ruedas en el fango, no sirve de nada sentirse derrotado, hay q encontrar la manera de sacarlo.








Las ideas






Nada que perder

El que nada tiene nada puede perder,
El que nada cree poseer no puede temer perder nada,
Sin posesión, sin miedo...







No entender el comportamiento de los demás lleva implícito una incapacidad propia para ponerse en el lugar del otro.






Mi madre es un sol, me dió la vida, calor y me alimentó y siempre ha estado ahí, pero como todos los soles quiere que su constelación familiar gire alrededor de ella y si te acercas mucho abrasa.

martes, 14 de julio de 2015

La mala educación



Como en la película de Almodovar todos recibimos una educación errónea basada en el dolor y el sufrimiento. De pequeños nuestros padres son toda la fuente de saber y conocimiento; imagina una niña que desconoce todo sobre la vida contemplar a dos gigantes que lo protegen y alimentan enseñándole a desenvolverse “correctamente” en sociedad. Para esa niña en una posición de desigualdad enorme la forma de actuar y comportarse de sus padres, más allá de sus palabras, se convierten en sus particulares tablas de la ley. Es lógico, de ellos recibe su alimento físico, emocional y espiritual.
Nada puede cuestionar en su interior la educación y los patrones de conducta heredados de sus padres. Hasta que llega la madurez adulta y algo no cuadra, observa a sus padres empeñados en guiarse por principios y pautas que no les producen ningún bienestar, todo lo contrario, en algún momento de sus vidas decidieron, inconscientemente, convertirse en esclavos de su situación vital y agravarla hasta límites insospechados.
Ella parece verlo claro, con lo fácil que sería actuar de otra manera y hacerlo todo más fácil, pero como desprenderse de algo que se aprendió como una necesidad de supervivencia. Si ellos actuaran de otra manera, se pregunta una y otra vez, mientras ella repite esos mismos comportamientos con otras personas, con otras situaciones, estancada en la energía familiar que se perpetua en el sufrimiento y el dolor; ansía descansar, encontrar la calma, pero en absoluto se llega a plantear renunciar a unos valores que es incapaz de recordar cuando adquirió. En el fondo sigue siendo esa niña confiada que cree recibir amor.
A todo esto añadimos que la escuela y la sociedad también fomenta los valores materiales a ultranza haciéndonos confundir dinero, éxito, fama, etc. con reconocimiento y amor.
Mientras ellos, tus padres, se marchitan en la vejez y la amargura, tu todavía puedes transgredir sus enseñanzas, aprender del ejemplo que te están brindando con tanto esfuerzo y liberarte de tus creencias infantiles encontrando un poco de paz.

"Honrarás a tu padre y a tu madre siempre que transciendas y transgredas sus enseñanzas neuróticas y las de la sociedad demostrándoles que es posible una vida más plena y libre."














lunes, 13 de julio de 2015

Es la primera vez, desde que estoy contigo, que tengo miedo de perderte



Casi todos hemos sentido esa frase, aunque no la hayamos verbalizado, en algún momento de nuestra relación de pareja y hemos creído que se trataba de una muestra de nuestro amor hacia la otra persona, cuando en realidad solo se trata de la manifestación de un deseo egoísta, de una natural emoción egoísta de miedo a perder algo que creemos, erróneamente, que puede pertenecernos. Creemos que enamorarnos es necesitar al otro, que esté a nuestro lado, que querer es amar.
En una relación en paralelo al temor de la perdida y la necesidad de la otra persona se produce la pérdida del amor, conforme se marchita el amor bajo el secano del apego más necesitamos que la ilusión creada en nuestra mente sobre qué papel debe desempeñar el otro en nuestra vida se convierta en real.
Nada más alejado de la realidad, querremos que el ser querido actué conforme a nuestra idea mental aumentando nuestra presión sobre su libertad y su capacidad de amar. El miedo y la ideación mental sustituirán el sentimiento de cariño, solidaridad y compañerismo por la obligación y el deber.
Quizás la luz de nuestra conciencia pueda regar de nuevo la flor del amor alejando la sequía de la dependencia, pero es posible que nos sintamos más cómodos queriendo que amando, creyendo que nuestra idea de la relación es la correcta y si el otro no se atiene a ese patrón es que realmente no nos quiere, que moriremos de desolación si falta de nuestro lado y que en realidad él es el aire que respiramos.
Todo esto es extensible a nuestras relaciones familiares y amistades.
Es la primera vez, en todo este tiempo, que tengo miedo de perderte; y ese miedo es mío, es la oscuridad de mi inconsciente brotando en mi interior, con ella podré abonar mi amor o marchitarlo. Tras un tiempo de descanso en la bucólica cala de tus brazos, acunado por la calma chicha de tus ojos, avecino la llegada de la tormenta, sus hermosos tonos oscuros reverberan en el horizonte sobre un mar plateado, presto a navegar de nuevo, soplaré las velas con el viento del amor.


"Crees que buscas el amor,
cuando lo que persigues es colmar tus carencias afectivas.
Querer sin fín que nunca podrá satisfacer tu anhelo.
Tu gozo está en tí,
siente tu amor.
Amar es vivir.