Ya a la venta la guía imprenscindible para entender que te sucede y como abordarlo: EN LA LAGUNA ESTIGIA:Guía para un médium del siglo XXI
MAS INFORMACIÓN
Este blog esta protegido por las leyes de derechos de autor.
Copyright Francisco José Del Río Sánchez 2008

lunes, 2 de junio de 2008

La Mariposa y la madre

Estaba yo en el patio cuando de pronto una inmensa mariposa de color amarillo empezó a danzar por el aire, yo me quede atónito ante tanta belleza, nunca había visto una mariposa de tal magnitud revoletear sus alas, llamé rápidamente a mi madre, ella estaba en el lavadero de su casa a escasos metros del patio y le dije; ¡corre! ¡mama!, sal y mira que ¡mariposa!, de pronto, no me podía creer lo que mis ojos veían, mi madre dejo de ser madre, de una edad de 69 años paso a la de una niña de 4 , Manuela empezó a ir de tras de la mariposa, se quedo tan maravillada con el vuelo, con su color intenso, que la quiso hacer suya, y yo entre tanto gritando; pero..¡mamá! ¿¿que haces?? déjala!! pero allí estaba la mujer fuera de sí!! no entendía a mi madre, ella mientras tanto seguía a la mariposa cómo si el presente fuera pasado decía cosas bonitas, pero su actos eran contradictorios, porque una vez la mariposa cesara su vuelo en las manos echas puños, la mariposa dejaría de ser, salí muy confuso y fui observador directo de algo que todavía me cuesta comprender. Afortunadamente la mariposa tras varios quiebros pudo dejar a mi madre frustrada en el intento pero a mi la pregunta y la imagen de lo vivido no se me quita de la cabeza, la edad de mi madre.

2 comentarios:

Curro dijo...

La vida, a menudo, nos ofrece momentos mágicos, en los que de pronto nos dejamos llevar y podemos comportarnos como el niño que llevamos dentro.

Que es la edad, sino una creación de nuestra mente, nuestra alma es intemporal, y aunque es verdad que nuestro cuerpo se deteriora, eso no tiene porque afectar a nuestra actitud, siempre he escuchado a José Luis decir que hay que ser como un niño pero no infantil.

Hay un símbolo más mágico que una mariposa...

Carolina dijo...

Y lo maravilloso que es que alguien a quien conoces desde siempre te sorprenda?

Que abandone su papel aunque sólo sea por un segundo para convertirse en una niña siguiendo un sueño.

Un beso viejo filósofo.

¿Sabes que fuimos hermanos en otra vida?